Gracias a los antioxidantes que puedes obtener de tu alimentación, podrás ayudar enormemente a tu cuerpo a combatir el temido envejecimiento celular. Te lo cuento a continuación.

Para entender qué son y qué hacen los antioxidantes, necesitamos entender qué son los radicales libres (RRLL).

Permíteme esta pequeña metáfora para entender la acción de los antioxidantes y los radicales libres. SituémonBailandoos en un armonioso vals en un gran hall, donde todos bailan felizmente en parejas al ritmos de la música. Imaginemos que en un momento dado, una de las bailarinas sale huyendo de la escena dejando al bailarín solo y sin pareja.

Si no hubiera un antioxidante en acción en ese momento, el bailarín solitario continuará bailando pero en su soledad, se sentirá incompleto y por tanto se acercará a las otras parejas intentando robarle la chica a algún bailarín desprevenido. En un momento dado, lo conseguirá y se emparejará con una de las chicas dejando a otro bailarín danzando sólo y en la búsqueda de una nueva chica. Toda la escena se repite hasta que le roba la chica a otro y así sucesivamente. La armonía original se pierde y todos comienzan a estar molestos y preocupados y siempre hay alguien bailando solo y al final todos dejan de bailar enfadados.

Este sería un efecto similar al que hacen los radicales libres en las paredes de nuestras células, causando un daño que puede llegar a destruir la propia célula o cambiar su estructura, inclusive pueden dañar el ADN. Produciendo el envejecimiento celular y de los tejidos. En la piel por ejemplo, se puede apreciar al surgir manchas o zonas que muestran envejecimiento precoz de la misma.

Para que una molécula sea estable debe contener la cantidad precisa de electrones. Si por algún motivo pierde un electrón se puede convertir en un RRLL. Sin la acción de los antioxidantes, nuestras células, tejidos y órganos se degenerarían, hasta envejecer y morir.

Los RRLL son moléculas inestables, que en su estructura han perdido un electrón y por tanto son capaces de formar reacciones en cadena. Se pueden formar naturalmente en nuestro organismo como resultado de procesos metabólicos y también pueden aumentar significativamente su número debido a la ingesta de determinados productos y a ciertos hábitos.

¿Cómo actúan los antioxidantes?

Los antioxidantes son moléculas que produce nuestro propio cuerpo y que también podemos ingerir a partir de ciertos alimentos. Su función esencial es la de neutralizar la acción y el efecto de los radicales libres  y lo hacen donando electrones a los RRLL neutralizándolos y evitando que puedan causar daños.

Necesitamos un equilibrio en nuestro organismo entre los RRLL y los antioxidantes, ya que si los primeros aumentan por encima de los últimos, tendríamos lo que llamamos estrés oxidativo, el cual produce daños en el cuerpo, desmejorando sus funciones y envejeciendo los tejidos, llegando a causar a enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.

¿Qué hábitos pueden favorecer el envejecimiento celular?

Como antes mencionamos hay ciertos hábitos y sustancias que aumentan considerablemente el número de RRLL en nuestro cuerpo y por consiguiente, el riesgo de tener estrés oxidativo. Algunos de ellos son:

  • humo del tabaco y la polución ambiental
  • consumo excesivo de alcohol
  • estrés crónico
  • exposición prolongada a toxinas
  • consumo excesivo de ácidos grasos poli insaturados
  • exceso de exposición al sol
  • ejercicio prolongado e intenso
  • ciertas enfermedades como la diabetes
  • ciertas infecciones
  • consumo excesivo de antioxidantes en pastillas

¿De donde puedo obtener antioxidantes naturales?

antioxidantes

Fuentes de antioxidantes

Nuestra dieta debe ser una fuente muy importante de antioxidantes naturales. Una alimentación rica en verduras y frutas frescas, semillas y frutos secos crudos y bebidas como el té verde, nos asegura una buena ingesta de antioxidantes a diario. De hecho se dice que los antioxidantes se asemejan al sistema de defensas de las plantas y por ello al comerlas obtenemos sus beneficios.

Sin embargo, el exceso de antioxidantes también resultará perjudicial y pro oxidativo. Por tanto no es muy recomendable tomar suplementos aislados de altas dosis de antioxidantes ya que, inclusive hay estudios que los asocian con mayor riesgo de muerte (1 y 2).  Si es necesario recurrir a este tipo de suplementos es importante hacerlo bajo el seguimiento de un profesional de la salud que te recomiende exactamente lo que se adecua a tus necesidades.

La importancia de los antioxidantes naturales por encima de los suplementos

Es importante remarcar que hay estudios recientes que encontraron que los antioxidantes asociados a los alimentos tienen mayor potencia y biodisponibilidad (se absorven más facilmente) que aquellos de síntesis o aislados. 

Por tanto lo más inteligente es obtener nuestros antioxidantes a partir de alimentos reales, enteros, frescos o de súper alimentos que los contienen en gran medida.

Como concepto principal para aplicar en tu día a día:

“asegúrate que cada plato, cada día, esté lleno de colores diferentes, de una abundante variedad de verduras y hortalizas frescas. Que una parte de las mismas sean crudas e intenta añadir germinados frescos de semillas a tus platos”

Germinados

Germinados de semillas

En los próximos posts estaré compartiendo contigo mucha más información sobre alimentos llenos de antioxidantes y recetas anti envejecimiento celular como esta, para ayudar a tener una piel joven y tersa.

Si te ha gustado este artículo, por favor déjame tus comentarios y recuerda compartirlo con tus redes sociales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This