Este es un post de invitada de Pili Rodríguez, nutricionista y tecnóloga de los alimentos y la creadora de «El Blog de tu bebé» te invito disfrutar de este importante tema sobre el que nos habla Pili:

Uno de los alimentos más completos del mundo es la leche materna. Principal fuente de alimento del bebé desde su nacimiento, la leche materna se adapta a las necesidades del pequeño a medida que crece. Aunque el cuerpo de la mujer tiene su propio mecanismo de regulación, a través de determinados alimentos podemos mejorar la calidad y favorecer la producción de leche materna.

Para producir determinada cantidad de leche, el cuerpo de la madre necesita consumir una gran cantidad de energía y nutrientes, que pasarán a formar parte de la leche para el bebé.

En la etapa de la lactancia, la ingesta de energía y nutrientes de la mujer debe ser ligeramente mayor, con la posibilidad de incluir estos alimentos que favorecen la producción de leche materna de forma natural.

Alimentos para aumentar la producción de leche materna

Almendras

Fuente natural de calcio, las almendras son el fruto seco que mayor contenido de ácidos grasos omega 3 ofrece a la madre. Este alimento tan pequeño tiene una alta concentración de otros nutrientes importantes como la fibra, vitaminas del grupo B, minerales y antioxidantes, que pasan a la leche y protegen la salud de la madre.

Naranjas

¿Sabías que el consumo de naranja proporciona un sabor muy agradable a la leche materna? Además de hacerla más apetecible para el bebé, aporta mucha vitamina C, vitamina A, calcio, magnesio, y es fuente de potasio y fósforo para el desarrollo de los músculos y huesos del bebé.

Además de los beneficios de la lactancia materna para el bebé, la madre también se beneficia de una recuperación post parto más rápida al dar el pecho.

Espinacas

Las verduras de hoja verde, sobre todo las espinacas, son una fuente de ácido fólico importante. Las necesidades de este nutriente aumentan durante el embarazo, pero también es fundamental para el bebé en sus primeros meses de vida, y lo obtiene a través de la leche.

Zanahorias

Para tomar como snack entre horas, las zanahorias crudas o cocidas son una fuente importante de vitamina A. Este nutriente es muy beneficioso para la recuperación de la piel de la madre tras el parto, pasando a la leche materna para asegurar un correcto desarrollo de la visión del bebé, la cuál aún está en proceso de completarse.

Avena

La proteína vegetal es tanto o más importante que la proteína animal para una correcta alimentación.

Entre los cereales ricos en proteína, la avena es uno de los más destacables, ya que también contiene hidratos de carbono de fácil absorción, fibra, minerales, vitaminas, y ácidos grasos esenciales que favorecen la producción de leche materna rica en todos estos nutrientes.

Salmón

Los pescados azules enriquecen la leche materna. El salmón es uno de los alimentos beneficiosos que se pueden incluir en la dieta para mejorar la producción de leche materna, fuente de proteína y ácidos grasos omega 3. El DHA que contiene el pescado azul como el salmón es de suma importancia para que el sistema nervioso del bebé continúe formándose en esta etapa tan delicada.

Ajo

Uno de los trucos más antiguos para aumentar la producción de leche y que el volumen sea mayor es añadir ajo a la comida. Este pequeño fruto contiene una sustancia llamada galactagogue, que fomenta la actividad de las glándulas mamarias para producir más leche materna. También ayuda a desobstruir los conductos mamarios y proteger de posibles infecciones como la mastitis.

Semillas de lino

Aunque hay otras muchas recomendaciones para favorecer la producción de leche materna, una de las más destacables son las semillas de lino. Junto con las de sésamo, chía y otras semillas similares, suponen una fuente de calcio, vitaminas y minerales estupenda. Para aprovechar mejor sus propiedades, es preferible añadirlas en crudo y trituradas a cualquier tipo de plato.

¿Qué comer si das el pecho?

La alimentación durante la lactancia está dirigida a cubrir las necesidades energéticas y nutricionales de la madre y el bebé. En todo caso es recomendable seguir una dieta lo más sana y equilibrada posible, incluyendo algunos alimentos como los que hemos mencionado, que ayudan a produce más leche materna y mejoran la calidad de esta.

Para cubrir estas necesidades, el aporte calórico aumenta ligeramente en la dieta de una mujer lactante. Se recomienda incluir al menos 5 raciones de fruta y verduras al día, tomar alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, proteínas de calidad procedentes de carne y pescado magro, lácteos desnatados, legumbres y frutos secos.

Muchas mujeres pueden sufrir en esta etapa un déficit de vitamina D que se cubre fácilmente a través de la alimentación. Entre los alimentos ricos en vitamina D más destacados encontramos el pescado azul, los maricos y moluscos, huevos, lácteos, champiñones y aguacate.

Tanto o más importante que la dieta es hidratarse correctamente con agua natural, evitando las bebidas alcohólicas como te indican en este artículo de El blog de tu bebé y limitando los refrescos con gas o el café en la medida de lo posible.

Para favorecer la producción de leche materna basta con seguir una dieta sana, enriqueciéndola con alimentos de alto valor nutricional, ya que tanto la salud de la madre como la del bebé están en juego.

Este artículo fue escrito por Pili Rodríguez, Diplomada en Nutrición Humana y Dietética, Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Puedes visitar su blog dedicado dar respuesta a dudas que tienen los padres durante el embarazo, crianza de los niños y la alimentación: https://www.elblogdetubebe.com/

Diego De Castro

Diego De Castro

Dietista Nutricionista y Coach de Nutrición

Soy experto en alimentación saludable y me dedico a ayudar a personas motivadas a generar nuevos hábitos que les permitan mejorar su calidad de vida y su salud.

Mis 8 años de experiencia en consulta y mi formación en coaching nutricional me han ayudado a implementar técnicas cada vez más eficaces.

No te pierdas mi MANUAL de regalo:

«SI QUIERES ADELGAZAR, ENTRENA TU MICROBIOTA»

*reconfigura tu patrón bacteriano y mejora radicalmente tu nivel de bienestar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest