En el hipotiroidismo de Hashimoto, de igual forma que en otras enfermedades autoinmunes, suele ser común ver afectada considerablemente la salud intestinal lo cual genera un contexto de mayor inflamación en el organismo.

Es muy posible que aumente la híper-permeabilidad intestinal, lo cual hace que tu organismo sea aún más propenso a la autoinmunidad, a infecciones,  a sensibilidad a algunos alimentos. Con ello se suele manifestar una alteración de la microbiota intestinal y daños en las enzimas digestivas.

Si esta situación es sostenida en el tiempo, es muy probable que no consigas absorber correctamente los nutrientes. Por eso te traigo una segunda parte de minerales y vitaminas cuyo consumo debes cuidar si tienes hipotiroidismo.

Si aún no has leído la primera parte de este artículo, te invito a leerla aquí: 4 Nutrientes clave para tu hipotiroidismo, parte 1 

Hierro

El hierro es uno de los minerales fundamentales para la formación de hemoglobina, transporte de oxígeno y producción de energía en las células. Adicionalmente, cumple un papel importante en la vida de las personas con hipotiroidismo.

Cuando hay hipotiroidismo, eres más propenso a un déficit de hierro el cual puede convertirse en anemia.

via Shutterstock

¿Sabías que si hay déficit de hierro los síntomas de hipotiroidismo no mejoran?  Y que si hay anemia, aunque te tomes la medicación para la tiroides, puedes seguir encontrándote mal (incluso con taquicárdias, ansiedad injustifcada…)

Me gustaría que tengas claros algunos términos que pueden confundirse al hablar de este tema:

  • Anemia: se trata de un estado producido por niveles bajos de hemoglobina.
  • Deficiencia de hierro: bajos niveles de hierro en el organismo.
  • Anemia por deficiencia de hierro (IDA): existe un déficit de hierro y hemoglobina al mismo tiempo.

Cuando los niveles de la hormona tiroidea son bajos, disminuye la actividad de la médula ósea, reduciendo la cantidad de glóbulos rojos hasta provocar la anemia. Según esta investigación, hasta un 43% de las personas con hipotiroidismo tienen IDA.

Repasando otro estudio, también sabemos que el cuerpo requiere de suficiente hierro no sólo para producir los glóbulos rojos, sino también, la hormona estimulante de la tiroides (TSH).

Una falla en esta combinación, puede ayudar a conducir al hipotiroidismo al interrumpir el funcionamiento normal de la glándula tiroides.

Algunos de los alimentos que te permitirán llevar suficiente hierro a tu sangre son:

  • Carnes rojas
  • Cerdo y aves de corral
  • Moluscos (berberechos, almejas, mejillones, ostras)
  • Huevos
  • Levadura nutricional
  • Garbanzos
  • Verduras de hojas verdes
  • Semillas de calabaza o sésamo
  • Lentejas
  • Frutos secos
  • Pan
  • Cereales fortificados con hierro

¡IMPORTANTE! No olvides que la cafeína y los suplementos de calcio interfieren con la absorción del hierro. Procura evitarlos lo más que puedas. 

Magnesio

¿Sabías que es uno de los minerales más abundantes en la Tierra? También cumple múltiples funciones en el cuerpo:

  • Participa en más de 300 reacciones enzimáticas que producen proteínas en el ADN
  • Forma los huesos
  • Regula la función muscular y nerviosa
  • Controla los niveles de azúcar en la sangre y presión arterial.

Debido a la alimentación, el consumo de ciertos medicamentos, consumo de alcohol, diarrea crónica, enfermedad de Crohn, celiaquía o diabetes tipo II puede haber deficiencia de magnesio y dificultad para absorberlo.

via Shutterstock

Igualmente, las personas con hipotiroidismo de Hashimoto suelen tener niveles bajos de magnesio a causa de los procesos autoinmunes en el cuerpo.

En este caso, el magnesio es vital para que tus hormonas tiorideas funcionen correctamente y te sienta bien. El magnesio ayuda a convertir la hormona tiroidea inactiva T4 en la hormona tiroidea activa T3.

Además, contribuye en la salud de los pacientes con hipotiroidismo de otras maneras:

  • Mejora el descanso: según este artículo de PubMed, la suplementación de magnesio ayuda a prevenir el insomnio, y al descansar bien tu tiroides trabaja mejor.
  • Alivia los dolores de cabeza o migrañas: luego de un estudio de Pan African Medical Journal, las personas con niveles bajos de magnesio sufrieron más frecuentemente migrañas y cefaleas en comparación a aquellos con mejor absorción de este nutriente.
  • Disminuye la presión arterial: uno de los efectos del hipotiroidismo es la presión alta secundaria, la cual se puede controlar aumentando los niveles de magnesio. Ver estudio.

Y estos son algunos de los muchos alimentos que puedes incluir en tus comidas para obtener los beneficios de este mineral:

  • Verduras de hojas verdes
  • Nueces y semillas, especialmente las pipas de calabaza
  • Cereales integrales
  • Chocolate negro
  • Quinoa

Y si aún tienes más dudas sobre este mineral te invito a pasar por mi artículo 👉🏻 Magnesio: un mineral fundamental para tu salud

Vitamina C

Entre las muchas ventajas de la vitamina C se encuentra su capacidad para reducir los anticuerpos tiroideos en las personas con hipotiroidismo. Y puedes leer un poco más sobre este tema en la siguiente investigación.

via Shutterstock

Además, según este trabajo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, en algunos casos la vitamina C mejora la absorción de la levotiroxina, necesaria en los pacientes con hipotirodismo.

Recuerda que puedes obtener esta vitamina a partir del consumo de muchos alimentos como las frutas cítricas (naranjas, pomelos, toronjas) también melón, kiwis, fresas, tomates, algunas verduras (brócoli, kale, patatas), entre otros alimentos enriquecidos con vitamina C.

Es importante recordar también que las verduras de la familia del brócoli (coles, kale, coliflor, repollo, etc.) no deberían ser consumidas más de 2 veces por semana por personas con hipotiroidismo.

Vitamina E

Puede que te sorprenda, pero la vitamina E mejora considerablemente los síntomas del hipotiroidismo gracias a sus efectos antioxidantes.

Ayuda a disminuir la toxicidad tiroidea ocasionada por el yodo y el daño a las células tiroideas. Por otro lado, la vitamina E también es bastante útil como complemento en el tratamiento de lesión miocárdica en caso de hipotiroidismo.

via Shutterstock

Intenta ingerir al menos 268 mg diarios de esta vitamina para aprovechar al máximo sus beneficios.

Puedes conseguir esa dosis a través de varios alimentos como:

  • Aceites vegetales vírgenes, especialmente el de oliva virgen extra.
  • Frutos secos (almendras, nueces, avellanas)
  • Espinaca, brócoli
  • Frutas (aguacate, mango, arándanos, ciruelas, coco…)
  • Otros alimentos o cereales fortificados con vitamina E.

Una recomendación al utilizar la vitamina E como suplemento, es acompañarla con selenio, ya que de esa manera mejoras la absorción de la vitamina. Pero solo es recomendable suplementarla con el seguimiento de un profesional ya que el exceso de esta vitamina puede resultar perjudicial para tu salud.

¿Sufres de hipotiroidismo? ¡No olvides estar atento a estos nutrientes y con los que te compartí en mi anterior artículo! 4 nutrientes clave para el hipotiroidismo

¿Tienes dudas sobre este tema? Espero poder responderlas todas o conocer tus experiencias alimenticias en medio del hipotiroidismo.

Y si deseas conocer mucho más sobre el tema, par empoderarte como paciente y mejorar de verdad tu salud y calidad de vida, te invito a ver estas masterclasses gratuitas de nuestro curso estrella, el Método Reshape para Hipotiroidismo: https://academiareshape.com/suscribe-webinar/

¡Déjame tu comentario!

Diego De Castro

Diego De Castro

Dietista Nutricionista y Coach de Nutrición

Soy experto en alimentación saludable y me dedico a ayudar a personas motivadas a generar nuevos hábitos que les permitan mejorar su calidad de vida y su salud.

Mis 10 años de experiencia en consulta y mi formación en coaching nutricional me han ayudado a implementar técnicas cada vez más eficaces.

No te pierdas mi MANUAL de regalo:

«SI QUIERES ADELGAZAR, ENTRENA TU MICROBIOTA»

*reconfigura tu patrón bacteriano y mejora radicalmente tu nivel de bienestar

error: El contenido está protegido!!

Pin It on Pinterest