Desde tiempos antiguos, el color de la orina y de las heces han servido para detectar enfermedades.

Y no ha sido sólo el color, sino también la forma, consistencia y hasta el olor las que pueden decir si estás enfermo o qué comida has ingerido.

Evacuar es una función fisiológica normal del ser humano. Sirve para eliminar todos esos desechos tóxicos que no fueron asimilados al comer (fibras, bacterias, alimentos no digeridos, etc.) Comenzaré a hablar de un tema desagradable para muchos, pero vital para todos: la caca 💩.

Te revelaré algunos datos que quizás no conocías sobre tus desechos y de la importancia de examinarlos para determinar cómo está nuestra salud por dentro. Serán lecturas interesantes para mientras estás en el inodoro… ¡Así que nos leemos en el baño!

Forma y consistencia

¿Has evaluado qué forma y consistencia tienen tus heces? Esto puede revelar importante información sobre tu salud. Hay varias formas de evaluar la caca, una de ellas es mirándolas y compararla con una escala creada por Lewis y Heaton, llamada Escala de Bristol, que permite identificar el tipo de heces según su forma y que arroja información sobre el estado de salud de cada persona.

La consistencia es otro factor que puede arrojar un sin fin de informaciones, tales como si hay presencia de deshidratación, si no se está consumiendo la suficiente cantidad de fibra para ayudar al tránsito intestinal o por el contrario si salen suaves, lisas y fácilmente, están indicando que hay una dieta equilibrada y el intestino está bien hidratado. Según esta escala ¿qué podrían decir tus heces de ti?

Color y tamaño

¿Sabías que, según los especialistas, se estima que una persona puede llegar a defecar hasta cinco toneladas de heces a lo largo de su vida?

Lo ideal es que una persona evacúe de una a tres veces por día, esto indicará que los intestinos funcionan adecuadamente. Pero no sólo es importante la forma y consistencia, el color y el tamaño también hablarán de la salud intestinal.

La bilirrubina, que es un pigmento biliar amarillo anaranjado que se forma a partir de la degradación de la hemoglobina de los glóbulos rojos, es eliminada en las heces. Eso le da su peculiar tono marrón.

Otras variedades de tono pueden ser indicativos de variaciones en la dieta o del estado de salud intestinal o hepático de la persona.

Con respecto al tamaño las heces, no deberían ser bolitas pequeñas ni muy grandes, deben ser alargadas, ser cómodas y fáciles de expulsar.

Frecuencia

No hay un estándar establecido para ir al baño, algunos especialistas dicen que es normal ir tres veces al día, así como también puede ser normal ir unas tres veces por semana, eso dependerá de la salud y ritmo intestinal de cada individuo y del estilo de vida que lleves.

El estreñimiento es una afección que puede hacer que la persona vaya al baño mucho menos de tres veces por semana, haciendo que se recurra a la utilización de laxantes, u otros mecanismos para evitarlo (un tema del cual hablaré más adelante). ¿Defecas de forma regular? ¿Caes dentro de los rangos normales?

¿Es fiable la Escala de Bristol?

En la práctica es frecuente tener dificultades para valorar las características de las heces (consistencia, forma, olor, color, etc.) de los pacientes.

Esto se debe a que la observación de las personas a cada una de sus deposiciones, por muy meticulosa que sea, es subjetiva. Y además hay variables de difícil homogeneización, como los diferentes diseños de los retretes que, en ocasiones, distorsionan o impiden totalmente la evaluación de las características de las heces.

La escala de Bristol nace como un sistema de evaluación fácil y accesible que cuantificara la forma y la consistencia de las heces y que permitiera entender, fundamentalmente, la relación existente entre sus características y las molestias relacionadas con la defecación.

Otros objetivos alternos fueron analizar las variaciones poblacionales de las heces en función del tipo de alimentación, edad, sexo, fármacos o estilo de vida. Varios estudios se han realizado para comprobar su fiabilidad, y han demostrado que la forma de las heces se correlaciona bien con el tiempo de tránsito intestinal total medido por escintigrafía o con marcadores radioopacos, tanto en pacientes con síndrome del intestino irritable como en sujetos sanos.

Es una forma de evaluación que no es exacta, pero sí da indicativos para indagar mejor sobre las afecciones que sientan las personas.

¿Te habías fijado en esto antes? De ahora en adelante podrás evaluar tus cacas cada vez que vayas al baño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest