Resumen del vídeo «Cómo fortalecer tu sistema inmune» (¡aunque te recomiendo mirarlo! 👆🏼👆🏼👆🏼)

Para protegerse de virus, bacterias y otras enfermedades, es importante tomar medidas de prevención y reforzar hábitos de higiene tales como: lavar las manos con frecuencia, limpiar y desinfectar las superficies, lavar los alimentos antes de ingerirlos o cocinarlos, evitar lo más posible tocarte los ojos, nariz y boca, estornudar o toser dentro del codo y no en las manos.

Nuestro cuerpo está continuamente generando células inmunitarias que desempeñan una labor excepcional de protección “full time”. Así que, además de las prácticas mencionadas, puedes fortalecer tu sistema inmune internamente a través de los nutrientes que ingerimos en nuestra alimentación, pues ejercen una gran influencia en el correcto funcionamiento del sistema inmunitario. Hoy te comparto 5 cosas que debes ingerir para fortalecer tu sistema inmune:

1. Vitamina C

Nuestro cuerpo está continuamente generando células inmunitarias que desempeñan una labor excepcional de protección “full time”. Pero para funcionar correctamente, hay que tener en cuenta que los nutrientes que ingerimos a través de nuestra alimentación, pues ejercen una gran influencia en el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

La vitamina C es uno de los nutrientes esenciales en relación al resfriado común y enfermedades similares. Y no se trata de una simple suposición sin fundamento teniendo en cuenta que varias células del sistema inmunitario pueden acumular vitamina C y requieren de esta vitamina para sus funciones.

 

Varios estudios confirman que una carencia de vitamina C da lugar a una menor resistencia a ciertos patógenos, mientras que un mayor aporte mejora muchas de las funciones de nuestro sistema inmune. De la misma forma, se ha demostrado que la vitamina C mejora la producción y el funcionamiento de los fagocitos, que son los glóbulos blancos encargados de ingerir y digerir patógenos o liberar enzimas para acabar con ellos.

La vitamina C también es un antioxidante altamente efectivo que protege las células del cuerpo contra especies reactivas de oxígeno (ROS, por su sigla en inglés). Se cree que durante el desarrollo de una enfermedad se genera un exceso de ROS en el cuerpo.

Otro dato es que nuestro cuerpo no la produce por sí sola, es decir, que sólo la obtiene por lo que ingerimos. Así pues, ¿debes recargarte de vitamina C para protegerte de los virus? Sí y preferiblemente a través de alimentos frescos y saludables como naranjas, fresas, pimientos, brócoli, kale, entre otros.

2. Vitamina D

Es parte integral de la función normal y saludable de las células inmunes en el cuerpo. La encuentras en salmón, aceite de bacalao, sardinas, setas, productos lácteos, huevos y en la luz solar (al menos 15 minutos al día).

3. Ajo y cebolla

Tienen un componente antiviral y antibacteriano que nos protege de contraer infecciones. Además, no sólo incrementan tus defensas sino que también mejoran tu respuesta frente a virus y bacterias, ayudan a fortalecer tu sistema inmune y favorecen el proceso de curación.

4. Jengibre

Esta raíz de la cocina asiática es conocida por sus propiedades medicinales. Además de ayudar al sistema digestivo y circulatorio, el jengibre también combate los virus y bacterias dañinos, ya que es rico en nutrientes como el potasio, la niaciana y la vitamina C, y cuenta con propiedades expectorantes, antitusivas y antiinflamatorias, lo que ayuda a combatir varios de los síntomas de la gripe o el resfriado y fortalecer tu sistema inmune.

5. La receta de caldo de pollo de la abuela

El tradicional caldo de pollo respalda el sistema inmunológico. Tienen actividad protectora de tu organismo.


Hábitos para mantener fuertes tus defensas

No sólo de alimentos vive el cuerpo. Tu alimentación debe estar íntimamente vinculada con hábitos de salud que ayuden al cuerpo a una correcta respuesta y fortalecer tu sistema inmune, tales como:

  • Descanso de calidad y reparador, de 7 a 8 horas al día. Es parte de nuestro diseño, necesitamos dormir 1/3 del día par funcionar de manera óptima.
  • Reduce tu estrés y tu ansiedad.
  • Ejercítate a diario. Está comprobado que el ejercicio moderado ayuda a mantener estable tu respuesta inmune, pero no te excedas… puedes generarle estrés al cuerpo y afectar tus defensas
  • Fomenta una actitud optimista. La mente de los seres humanos es muy compleja, tiene la habilidad de poder enfermarnos o ayudarnos a recuperarnos ante serios problemas de salud.
  • Conéctate con la naturaleza. Toma sol, sal a pasear, cambia de ambiente. No te mantengas encerrado solo con la tecnología.
Diego De Castro

Diego De Castro

Dietista y Coach de Nutrición

Soy experto en alimentación saludable y me dedico a ayudar a personas motivadas a generar nuevos hábitos que les permitan mejorar su calidad de vida y su salud.

Mis 6 años de experiencia en consulta y mi formación en coaching nutricional me han ayudado a implementar técnicas cada vez más eficaces.

No te pierdas mi NUEVO MANUAL de regalo:

«SI QUIERES ADELGAZAR, ENTRENA TU MICROBIOTA»

*reconfigura tu patrón bacteriano y mejora radicalmente tu nivel de bienestar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest