Disfruta de estas fiestas sin engordar ni un gramo

¿Te gustaría disfrutar de estas fiestas sin engordar?

¿Eres de los que le gusta compartir con la familia y amigos durante las fiestas?

¿Te estás cuidando y no quieres perder lo que has logrado hasta ahora?

Hoy te comparto 15 ideas para disfrutar de unas fiestas sin engordar, de forma inteligente. Sin caer en excesos ni extremismos, disfrutando y compartiendo.

1 . Controla tus niveles de estrés durante las fiestas

La temporada festiva suele generarnos una serie de demandas a nivel social y familiar que muchas veces nos estresan más de lo que estamos. Reuniones, regalos, compromisos, visitas, viajes… a veces cuesta mucho compaginarlo todo.

Recuerda que si estás estresado es muy probable que no tomes las mejores decisiones a la hora de sentarte en la mesa. El estrés te desgasta, te oxida e inflama y no te ayuda NADA a bajar de peso.

Si quieres unos maravillosos consejos de los expertos para combatir el estrés en las fiestas, no te pierdas este genial artículo de uno de mis blogs preferidos: “Eva Muerde la Manzana”, escrito por un conjunto de expertos en el tema. 

2. Aprovecha, duerme todo lo que puedas… y un poquito más

Normalmente vamos a tope durante el año. Aprovecha las vacaciones o días libres de Navidad para recuperar la falta de sueño, para descansar lo más que puedas.

Recuerda que si no duermes tus horas, estarás mas cansado, más hambriento y harás menos ejercicio. El metabolismo tiende a diminuirse cuando no duermes y se segregan más hormonas del hambre.

Es mucho más probable que engordes si no duermes.

3. Manténte activo con tus amigos y familia

Puedes aprovechar los encuentros familiares o de amigos para organizar salidas al aire libre o pequeñas excursiones. Hacer paseos por la playa, la ciudad, el parque…

Si quieres disfrutar de unas fiestas sin engordar, intenta no quedarte toda la tarde haciendo sobremesa en el mismo sitio, porque además de no quemar energía, seguramente acabarás comiendo mucho más.

Si practicas deporte con frecuencia, ¡no lo abandones!

4. Practica el Mindful Eating 

Pon atención y consciencia en el alimento que estás a punto de comer. Disfruta a pleno de su aroma, sabor, textura, colores. Aunque estés en medio de un grupo de gente, conversando, riendo. Destina unos segundos a cada bocado.

Normalmente no hablamos cuando masticamos, ¿verdad? Aprovecha estos segundos para sentir en tu boca ese alimento preparado con amor para esta ocasión. Mastica hasta sentir como su textura se vuelve líquida antes de tragarlo.

Come lentamente, pausadamente, respetuosamente 🙂

5. Si sabes que una persona con quien compartirás una comida te estresa, ¡siéntate lo más lejos que puedas de ella!

Cuida especialmente el momento de la comida o cena. Evita las fuentes de estrés y tensión que sepas que puedes evitar. Disimuladamente averigua dónde esa persona se va a sentar y siéntate en la otra punta de la mesa. Evita el contacto durante la comida. Procura comer en paz 🙂

 

6. Si eres el anfitrión en tu casa, plantea una comida o cena saludable

En ningún sitio está escrito que las comidas navideñas deban aportar miles de calorías, toneladas de azúcares ni decenas de litros de alcohol.Pastelito de otoño

Si planificas un poco puedes sorprender a los comensales con una comida diferente, en la que abunden las verduras y hortalizas, con proteínas de buena calidad. Evitando las salsas pesadas, fritos, preparados con azúcares o exceso de mantequillas. Todos podemos paras unas fiestas sin engordar si nos lo planteamos.

Restringe las cantidades de alcohol. Puedes poner alguna botellas de vino ecológico y una gran jarra de agua.

Para el postre, puedes preparar un pastel saludable como este por ejemplo o una buena macedonia fresca.

7. Solo son unas pocas comidas y cenas especiales, procura mantener tu alimentación saludable el resto de los días.

Si ya llevas una alimentación más cuidada, saludable, equilibrada procura mantenerla a rajatabla cuando no estés en un evento especial. No tienes por qué “desmadrarte” durante los 15 o 20 días que duran las fiestas.

Si en alguna ocasión te pasas, regresa a tus buenos hábitos inmediatamente en la próxima ingesta.

8. Llega a las celebraciones habiendo comido correctamente durante el resto del día. 

Eso de “no comeré nada durante el día para llegar con hambre a la cena” no tiene ningún sentido. Acabarás excediéndote y luego te sentirás demasiado lleno. Para colmo de males, te irás a dormir con la barriga repleta de alimento y descansarás mucho peor.

9. Enfócate en lo que comerás y no mezcles tanto.

Si en la mesa te encuentras con numerosas opciones, observa bien cada una, valóralas. Decide qué vas a elegir para comer, monta un plato equilibrado. No necesitas probar absolutamente todo lo que haya sobre la mesa. Sé selectivo. Recuerda añadir una buena cantidad de verduras y hortalizas.

Sírvete un buen plato y practica el Mindful Eating. Intenta comerlo lentamente. 20 minutos es el tiempo que necesitas para sentirte saciado. Evita repetir tan solo por gula. ¡Menos es más!

10. Sírvete una buena ración de proteínas dentro de tu plato

Tanto si eres vegetariano como omnívoro este punto es muy importante. La proteína ayudará a que te mantengas saciado por más tiempo. Si comes una buena ración de proteínas podrás reducir el aporte calórico ya que disminuirá tu sensación de hambre.

La proteína también ayuda a mantener tu metabolismo más activo. Algunas buenas fuentes de proteínas son: legumbres, pescado blanco y azul pequeño, huevos ecológicos, y carne de ave de corral.

11. Aporta tu plato saludable preferido

Estas fiestas se tratan de compartir con los seres queridos. Nos juntamos para dar y recibir buenas energías. La comida es una gran forma de hacerlo.

Ya que estás en el camino de cuidarte, de practicar una alimentación más consciente, compártelo. Sorprende a otras personas que no comen como tú.

Además este es tu “seguro nutricional”, ya que si la mayoría de las opciones servidas en la mesa no se ajustan a tu forma de comer. Siempre tendrás tu propio plato preferido disponible para disfrutar sin preocuparte.

12. Evita los alimentos procesados o altamente azucaradosGalletas

Los alimentos procesados contienen aditivos, azúcares, mucha sal y un largo y destructivo etcétera. Son poco saludables y muy poco
recomendables si lo que deseas es disfrutar de las fiestas sin engordar.

Procura elaborar coidas caseras, ligeras. Y cuidado con los turrones y d
ulces de este tipo, ¡contienen cantidades ingentes de azúcar!

13. Elige postres saludables y tómalos con moderación

El postre parece una parte ineludible de las comidas o cenas navideñas. Si lo vas a comer intenta elegir algo como una macedonia, un helado de limón o bien un trozo pequeño de tu pastel preferido (no vale ir a por segundas!).

Si te moderas, te sentirás mucho mejor luego, recuérdalo.

14. Controla la ingesta de calorías en los líquidos

Intenta beber agua durante las comidas y si lo deseas brinda con una copita de cava o champán. Si vas a tomar vino o cerveza, modera las cantidades, con una o máximo 2 copas ya tienes más que suficiente.

Evita a toda costa los refrescos azucarados y bebidas carbonatadas que tanto azúcar y calorías vacías aportan a tu organismo.

15. Sé coherente

Si llevas un tiempo cuidándote, comiendo alimentos saludables, reduciendo tu exceso de peso… No tires todo por la borda en unos cuantos días de fiesta para empezar de cero en enero…

Visualiza cada evento con antelación, planifica como te vas a comportar. Recuerda que tú estás en control y los alimentos no te controlan a ti. Planifica, si vas a comer a una casa o a un restaurante averigua qué opciones de menú tendrás. Lleva tu plato saludable para compartir o pide un menú diferente si lo consideras necesario.

Para disfrutar de unas buenas fiestas no necesitamos más que buena predisposición y estar dispuestos a dar y recibir cariño. El atiborrarnos de comida y bebida no nos suma más que kilos demás y posterior sentimiento de culpa.

Disfruta mucho con consciencia. ¡¡Felices fiestas!!

Diego De Castro

Diego De Castro

Dietista y Coach de Nutrición

Soy experto en alimentación saludable y me dedico a ayudar a personas motivadas a generar nuevos hábitos que les permitan mejorar su calidad de vida y su salud.

Mis 5 años de experiencia en consulta y mi formación en coaching nutricional me han ayudado a implementar técnicas cada vez más eficaces.

No te vayas sin mi informe de regalo:

LOS 7 ERRORES QUE NO TE PERMITEN BAJAR DE PESO*

*mi informe está avalado por la ciencia y te ofrece soluciones reales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest